Propuesta para enseñar a leer y a escribir



Ayudar a aprender a leer y a escribir al niño del Nivel Inicial es una tarea que nos ocupa: a docentes y padres.
Es importante que el niño reciba apoyo, puesto que nosotros podemos hacer mucho desde nuestro lugar.
Ahora bien, ¿qué posibles acciones o formas de actuación son las más indicadas? En este primer artículo sobre propuestas para enseñar a leer y a escribir podrás aprender tú también.

aprender a leer

El niño y el lenguaje escrito


Las primeras experiencias del niño con el lenguaje escrito pueden ser antes a la escolarización —en el ceno familiar y ámbito urbano. Cada una de ellas de suma importancia, ya que contribuyen con la asimilación de conocimiento, la recopilación de información y la elaboración de los procesos lingüísticos.

Los cuentos, las lecturas en voz alta, la lectura de escrituras domésticas, carteles de la calle, recetas de cocina, periódicos, medios informáticos, páginas de Internet o el material compartido entre adultos y niños, son excelentes maneras de aprendizaje, y colaboran como medios para aumentar el vocabulario, hacer participar a los niños y comprender lo escrito.

Enseñar a leer y a escribir


En primer lugar, es fundamental destacar la calidad del material de lectura que se encuentre en el aula, ya sea libros, carteles, revistas. Estos deberán despertar el interés de los niños, deberán ser claros y con el vocabulario adecuado según el nivel de los alumnos.
La duración del material expuesto también tendrá que controlarse. De nada sirve dejar un material todo el año colgado en una pared, puesto que es señal de que no ha sido utilizado y ya pasa a ser un elemento decorativo.
Es interesante interactuar con los elementos, modificarlos e ir sustituyéndolos, porque significará que son funcionales.

enseñar a escribir

Otra forma de contribuir con el aprendizaje de la lectura y escritura es:


  • Permitiendo que los niños re-escriban o “imiten” los textos ya escritos.
  • Incorporando actividades donde se lea en voz alta.
  • Colocando los libros al alcance de los niños.
  • Preparando un sector cómodo en la sala.
  • Repitiendo las lecturas más de una vez —la repetición facilita la comprensión y la reconstrucción.
  • Estimular el préstamo de libros, el uso de la biblioteca de la sala y la elección de libros preferidos.
  • Darles la posibilidad de que los niños simulen estar leyendo.
  • Permitir que los niños dicten al docente —ya que hará que produzcan a través del maestro.
  • Recopilar literatura de tradición oral: mitos, cuentos de hadas, leyendas, novelas, fábulas, relatos breves y cuentos tradicionales.
  • Incorporar literatura actual: cuentos, diccionario, poemas y poesías, abecedarios, álbumes, documentos, libros de conocimientos, cuentos visuales, libros craquelados, libros juego, adaptaciones de antiguos relatos, etc.
  • Narrar novelas infantiles —un capítulo o dos por semana
  • Añadir elementos sonoros a la biblioteca: cuentos y narraciones, video-cuentos, películas, discos.
  • Extender la recepción lectora a actividades visuales y plásticas como pintar o realizar murales o maquetas en base a las lecturas de cuentos o historias. También se pueden confeccionar diapositivas, representaciones o collages.
  • En base a recortes de imágenes de animales en periódicos o revistas, indicar a los niños a que escriban el nombre de ese animal que escogieron. (Pueden trabajar en parejas).
  • Sonorizar cuentos.
  • Buscar libros que motiven a los niños o los entusiasmen.
  • Utilizar rotuladores para etiquetar los objetos que rodean la sala o la casa. Esto hace que el niño se familiarice aún más con las palabras.
  • Fomentar la curiosidad del niño leyendo qué dice en su entorno. Por ejemplo, decir y leer lo que aparece escrito en un cartel, un cuento, una publicidad, una revista. Esto hará que el niño, en un futuro, se pregunte ¿qué dice allí?
  • Enseñar rimas, poesías y canciones para aprender vocales.
  • Realizar juegos con letras, permitir que el niño las manipule e indique palabras que empiecen con determinada letra.
  • Permitir que el niño copie su propio nombre para firmar sus trabajos y realizar juegos con los nombres de los niños de la sala (nombres cortos, nombres largos, nombres que empiezan con A, etc).

Más enlaces de interés:


enseñar a leer



 
Aviso Legal